PRIMERA PLANTA PETROQUIMICA EN EL PERU

La empresa estadounidense CF Industries tiene previsto invertir entre US$ 1,500 y US$ 2,000 millones en la construcción de una planta petroquímica en Marcona (Ica), para la producción de fertilizantes, que empezaría a operar a mas tardar en octubre del 2013.

El ingeniero Ismael Benavides Ferreyros, representante de la compañía en el país, dijo que la construcción de la planta empezaría a fines del primer semestre del próximo año (Agosto 2010), proceso que generará aproximadamente 4 mil puestos de empleo directo. Durante la etapa de operaciones de la planta se espera generar entre 250 y 300 puestos de empleo directos.

Comentó que el hecho de producir fertilizantes en el país permitirá abaratar sus costos hasta en un 40%, en beneficio directo de los agricultores, ya que se ahorraran pagos del flete (actualmente el Perú importa fertilizantes desde países lejanos), costos de manipuleo y adicionalmente se ofrecerá un producto de calidad garantizada.

Manifestó que este proyecto ubica al Perú en una posición interesante, ya que no solo se abastecerá directamente con úrea a precios asequibles a los agricultores locales, sino que también se podrá exportar a los países de la región. “Este proyecto acompañará el crecimiento el agro en el país”, refirió.

Indicó, asimismo, que en enero del 2010 presentarán el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) al Ministerio de Energía y Minas (MEM) para su aprobación.

Refirió que la empresa, además, está elaborando el estudio de ingeniería que le permitirá determinar con exactitud los costos de inversión.

Benavides Ferreyros indicó que el proyecto cuenta con el respaldo de la población de Marcona, el que se puso de manifiesto en los dos talleres informativos realizados en la zona.

Primera Planta petroquimica del Peru
En Palacio de Gobierno la firma entre CF Industries y el Consorcio Camisea
(13 Octubre 2009)


Producción

La planta petroquímica producirá 1.3 millones de toneladas de urea y será la única que producirá fertilizantes en la costa del Pacífico Sur. Indicó que esta planta será más grande y moderna que las otras dos plantas que FC Industries tiene en Estados Unidos y Canadá, donde también produce fertilizantes.

En consecuencia, la producción de urea de la planta petroquímica en Marcona (Ica) pretende abastecer a todo el mercado nacional, cuya demanda asciende a 350 mil toneladas, y esperan que se pueda duplicar esta demanda en cinco años, en la medida que el sector agrícola vaya creciendo.

Benavides explicó que la urea se transportará en barcos a los puertos de Paita (Piura), Salaverry (La Libertad) e Ilo (Moquegua), para abastecer a los agricultores del país.

Mientras tanto, el resto de urea que produzcan será exportada a los países de América del Sur y Centroamérica, que en la actualidad importan este fertilizante de Ucrania y China.

La planta petroquímica producirá también 910 mil toneladas de amoniaco, que en su mayoría será utilizado para producir urea, y el saldo sería vendido a terceros, entre ellos Orica Chemical que planea instalar una planta de nitrato de amonio en Marcona.

“Si ellos llegan a concretar su proyecto podríamos venderle a Orica o a otras países de la región”, comentó Benavides.

La empresa suscribió también este mes (Octubre 2009) un contrato de suministro de gas natural con el Consorcio Camisea por un plazo de 20 años.

Informó que CF Industries es uno de los principales productores y distribuidores de fertilizantes nitrogenados, y que se interesó en el Perú por su buena posición geográfica, debido a la disponibilidad de gas y agregó que la inversión refleja la confianza de los mercados internacionales en el Perú y en el clima favorable que ofrece el país para los capitales foráneos.

Fuente: rpp.com.pe
andina.com.pe

Apreciación personal:

Definitivamente esta es una noticia alentadora para nuestro país y más aún estimulante para los que estamos de una u otra manera ligados al sector de hidrocarburos en el Perú, particularmente para los que estudian Ingeniería Petroquímica.

En aquella planta obviamente no sólo trabajarán petroquímicos, sino además ingenieros de diversas especialidades, pero el sólo hecho de saber que en el Perú por fin se va a invertir en el asunto de la petroquímica es motivo de satisfacción para los que estudian dicha carrera, yo lo interpreto así ya que inicialmente ingresé a la UNI como estudiante de petroquímica –posteriormente hice mi traslado a petróleo-

Yo como ciudadano apruebo que se haya llegado a un acuerdo entre una compañía ligada al sector dispuesta a invertir y apostar por el país, en este caso CF Industries, y la otra parte el Consorcio Camisea con el beneplácito del gobierno, ya era hora de llevar un paso más adelante estos acuerdos que desde que empezó la producción en Camisea (2004) se venían avizorando en el medio y lejano plazo como posibles proyectos, estamos pues ya en ese mediano plazo y hay que acelerar para que ese lejano plazo sea una realidad de una vez por todas.

Valgan verdades Camisea debió entrar en producción hace mucho tiempo, desde su descubrimiento finales de los 80 permaneció olvidada por los diferentes contextos políticos, sociales y económicos que ya hemos experimentado y esto aunado a que en la década pasada el papel del gas como hidrocarburo no tenía aún el protagonismo de estos días como combustible alterno al petróleo.

Haciendo un hincapié en el aspecto político, pudimos haber explotado Camisea años antes del 2004, pudimos haber vendido Gas a Brasil antes que Bolivia (no soy partidario de que se venda como materia prima pero lo pongo como ejemplo), pudimos haber logrado que la realidad de la planta petroquímica en el Perú haya sido una realidad ya en este presente pero los vaivenes e inestabilidad política que nuestro país ha sufrido –como muchos- unido al pesimismo de algunos (muchos) han ido retrasando estos proyectos.

Y los pesimistas continúan, hay algunos que se atreven incluso a decir que es una mala idea lo de la planta petroquímica del sur porque Camisea no podrá abastecerla, ellos son los pesimistas, en la vida y en el día a día hay que lidiar con muchos de éstos que se cubren bajo la capa de “realistas”, dicen ser realistas e inflan el pesimismo; no se puede dejar que pequeños pensamientos como esos obstaculicen grandes sueños y proyectos; tal vez el pesimismo tenga buenas intenciones y busque defender el gas bajo suelo pero lo que está logrando mientras tanto es que sigamos importando y perdiendo divisas trayendo un producto del extranjero como la úrea y relegando la capacidad profesional del hombre peruano. Yo como estudiante, preguntando a mis profesores sobre el tema de las reservas así como investigando en experiencias de diferentes reservorios del mundo puedo afirmar con certeza que Camisea tiene para rato, hay para incrementar el porcentaje de recuperación, está ahí el gas, invisible a los cálculos de reservas probadas, tenemos ahí la cuenca sedimentaria aún con bloques sin explorar, nos hace falta más inversión, más tecnología así como conocimientos y Camisea –aseguro y espero- rendirá por más de 25 años como mínimo.

Un pequeño ejemplo de ello es la cuenca de Talara que en los años 60 se hablaba que sólo produciría para unos 20 años más, estamos 2010 prácticamente y se habla que aún se puede seguir recuperando por 20 años más. Como dije, hace falta inversión para mejorar la tecnología, y en lo que refiere a conocimientos pues para eso nos estamos formando esta generación de estudiantes.

El proyecto de la planta petroquímica debe marchar adelante contra viento y marea donde el interés colectivo de mejorar y surgir como nación tenga la prioridad por encima de cualquier interés individual así como de cualquier corazón político. Ni obseciones de derecha ni izquierda, sino hacer las cosas como deben ser!

Rafael Osorio.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*