INTRODUCCION DEL GNL EN CHILE

LOS CINCO CAMBIOS CLAVES QUE TRAE GNL QUINTERO A CHILE

Menos de tres meses le quedan a Endesa, Enap, Metrogas y BG para estrenar el proyecto GNL Quintero, del que son socios. Más allá de los beneficios comerciales para cada empresa, tanto el sector público como privado espera expectante el inicio de operaciones del terminal que suministrará gas natural a la zona central del país, poniendo fin a la dependencia del gas argentino. En Junio recibirán el primer embarque a modo de prueba.
1. Plantas de respaldo.
En medio de los cortes de gas desde Argentina, Metrogas debió usar sus plantas de respaldo propano aire para suplir la falta del recurso. Las unidades, en la práctica, se volvieron productoras diarias de gas, con los mayores costos que esto implicaba. A su vez, urgió una nueva planta de respaldo (en Peñalolén). Con la llegada del GNL, estas plantas volverán a su función original: ser usadas en caso de emergencia. Esto incluso podría hacer que la reciente planta construida en el sector oriente tarde mucho en ser utilizada. “Ojalá que no opere nunca, eso es lo ideal, ya que son mecanismos de seguridad ante cualquier evento”, detalla una fuente del sector.
2. Menor consumo de diésel.
Menor uso de diésel en la matriz energética se espera con el GNL. El ministro de Energía, Marcelo Tokman, destaca la situación. “El GNL que se destine a generación eléctrica sustituirá al diésel. Ahora, los volúmenes de GNL que se importarán durante este año, que empezarán a inyectarse a partir de junio o julio, no permitirán reemplazar toda la generación a diésel. Con los mayores volúmenes que se esperan a partir del próximo año, se reducirá aun más esta generación”, detalla el ministro. Por el lado de los costos, María Isabel González, de Energética, destaca que “el diésel está a US$ 11,6 por millón de BTU; o sea, el GNL sería 20% más barato. En ese porcentaje bajaría el costo variable de las unidades que lo utilicen, lo cual no significa que los precios bajen en esa proporción; ni siquiera se puede asegurar que bajen, porque no son esas unidades las que marcan la señal de precios; es decir, que operan a costo marginal. Quizás en el mediano plazo tenga efecto cuando no sea necesaria la generación de las unidades más caras y el GNL marque marginal en algunas horas”, afirmó.
3. ¿Fin al gas trasandino?
Aunque el GNL terminará con la dependencia, la relación gasífera no concluirá. “Esperamos seguir contando con abastecimiento de gas desde Argentina. No dudamos que en la medida en que las condiciones de Argentina permitan exportar gas a Chile, lo seguirán haciendo. Además, no nos olvidemos de que esta solución es sólo para la zona centro del país. En el caso del norte, el proyecto de GNL Mejillones avanza para operar al comienzo del próximo año. En el Sur (Biobío) seguimos dependiendo del gas enviado por Argentina, el cual, a pesar de las dificultades, se ha mantenido con un flujo estable”, destaca Tokman. En el sector resaltan que todo dependerá de los precios que ponga Argentina por el gas. “Con los actuales precios que tienen no va a haber demanda, pero hay que ver de qué manera este gas va a seguir estando disponible y a qué precio. El país hizo una inversión importante, y el fuerte de la oferta va venir de GNL Quintero”, afirman en la industria. “No van a competir, van a ser complementarios”, dijo el presidente de Gasco, Matías Pérez Cruz.
4. Se reactiva la industria gasífera.
Si bien la industria ha continuado operando con las restricciones de suministro, muchos proyectos se vieron truncados desde 2004 con las restricciones. En Gasco, por ejemplo, el suministro de gas para automóviles es tema prioritario con la llegada del GNL. Esta misma empresa, junto a otras firmas, analizan la forma de llevar el gas a más lugares del país.
5. Efectos ambientales en la capital.
En la Conama siguen atentos los avances del proyecto, en un año complejo en materia ambiental para Santiago. Los datos son claros. Si en 1990 las emisiones de material particulado (MP10) de Santiago eran de 22,5 toneladas diarias, en 2000, con la capital ya “gasificada”, la cifra cayó a 3,2 toneladas. Los cortes desde 2004 atentaron contra las mejoras logradas. 6,5 mills. de m3 de gas diarios son los volúmenes que tiene contratado actualmente GNL Quintero para inyectar en la zona central, aunque la capacidad total del proyecto en su primera etapa podría llegar a 10 millones de m3. Este gas se repartirá entre los socios Endesa, Metrogas y la Enap.
Fuente: www.informativos.net

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*